lunes, 7 de marzo de 2011

Quousque tandem abutere, Catilina, patientia nostra

Buenas:

Esta frasecilla es una de las más repetidas en mi recepción, en voz bajita, claro que si no me pueden tomar por la niña del exorcista en plena posesión hablando en latin (con mejor aspecto, eso sí)

Es de los poco que soy capaz de decir en latín del tirón, jolín con lo que habré traducido al dichoso Cicerón a lo largo de mi época de estudiante.

El caso es que recordando esta frasecilla, hoy que la verdad el curro está aburridillo, me ha dado por pensar en lo que ha cambiado todo desde que vine para acá y en que ha habido muchos cambios para mejor, pero también entre tanto cliente, tanto hotel, tanta agencia de viajes y demás cosillas he dejado de leer, y de traducir (se me ha olvidado lo poco que aprendí).
Así que conclusión he decidido que se acabó la tontería, en cuanto llegue a casa empiezo por el principio, pillo el Edipo Rey de Sófocles y me lo leo como mucho en 3 días como una campeona, y después lo que me pida el cuerpo, pero se acabó la perrería de no pillar un libro si no es por pura obligación.
Que tengais buena tarde.









3 comentarios:

güertana dijo...

claro, y te lo vas a leer en griego, jajaja, tía arregla la imagen que tengo de ti en este momento, please.
yo me he apuntado a un club de lectura en el feis, se propone un libro y una fecha para comentarlo, ufff he entrado con una novela romática que me ha costado horrores conseguir gratis porque no pienso gastarme un duro en esas cosas, y que se preparen porque me está poniendo de un mal cuerpo y eso que acabo de empezarlo.

Justine dijo...

jejejeje, no jodas, me lo leo en griego y me pongo toda loca, ahí si que parecería la niña del exorcista con mal aspecto incluido jejejeje.
Yo tampoco me gastaría un duro en una novela romántica que encima te pone mal cuerpo, tía cuando toque comentarla habla de los efectos que produce y de que es un truñón.

güertana dijo...

voy a pasar de comentar la novelita, estoy cansada de ser la nota discordante y llevarme hostias por todos los lados.